7 consejos para organizar tu primer eurotrip

Me acuerdo de mi primer eurotrip (¿cómo olvidarlo?), y me acuerdo la desesperación por querer hacer todo perfecto y todo rápido: hoteles, pasajes, qué visitar en cada lugar. La angustia por no entender nada (“de qué me sirve un pase de tren?” “Un hostel?, ¿no es inseguro?”, “Quiero ir a todos lados en un mes, ¿¿cómo voy a hacer??”) y la pregunta mas resonante: ¿¿¿QUÉ ME CONVIENE??? Así que sí, sé lo que se siente y es lo más normal, pero no hay que volverse locos. 

Querés que salga todo perfecto, pero…quizás no sabés ni como reservar un hotel. Tranquilo/a, la organización es parte del viaje y te aseguro que no es una misión imposible, por eso voy a darte algunos tips para que organices todo sin estresarte (tanto) en el intento. 

1.LA ÉPOCA IDEAL

Está bien, la “época ideal” es en la que podés irte (cuando te dan vacaciones en el trabajo o no tenés exámenes de la universidad),  pero, si tenés la posibilidad de elegir, acá te dejo una síntesis de cada temporada:

  • Otoño- Invierno: por ser temporada baja
    hay menos turistas, hace FRÍO, todo se disfruta más (qué rico un hot chocolate en invierno), y los precios son más baratos.  
  • Primavera- Verano: los precios son más caros, más turistas, CALOR, colas largas, malhumor

Ups, sí, me basé en mis gustos personales. Es que este punto es muy subjetivo, básicamente porque el mundo se divide entre los amantes del calor y los amantes del frío. Yo soy de éstas últimas, por eso si puedo elegir voy en invierno (enero y febrero, verano de Argentina). Así me escapo del calor de Buenos Aires. 

A pesar de eso, tenés que saber que hay lugares que se disfrutan más en verano (Grecia, playas de España, de Portugal, algunas otras de Italia, de Croacia, etc).

Lo importante es que elijas la fecha que más te convenga y la que más se adecúe a tus gustos, pero teniendo en cuenta el presupuesto y el lugar al que vas a ir. Así, si tenés un presupuesto acotado, te convendrá ir en invierno, pero si vas a la playa, será mejor ir en verano, y así… ¿Ves? Es fácil! 🙂

2. NO DESESPERES, SIEMPRE VA A QUEDAR ALGO PARA LA PRÓXIMA.

Sí, todos queremos conocer el continente entero, y si es en un mes o menos mejor. Pero -perdón por pincharte el globo- es IMPOSIBLE. No podés estar 2 días en París, uno en Londres y 2 horas en Brujas. A ver…Poder podés, y hay gente que lo hace, pero no lo recomiendo para nada. ¡¡Disfrutá!! Lo habrás escuchado mil veces, pero es que esta es la clave: mejor calidad que cantidad. Ya tendrás la posibilidad de volver, no hagas locuras, te vas a estresar más de la cuenta antes de haber arrancado. Además, pensemos por un momento: si fueras a París por un día, ¿podrías estar relajado, disfrutando, mientras vas rápido de un lado para el otro porque al día siguiente te vas? Muy bien, la respuesta es no.

IMG_20180120_120903_096

3. EL PLANISFERIO DEL COLEGIO SERVÍA PARA ALGO.

Ahora, sabiendo que tenés que seleccionar destinos en base al tiempo que tenés, te recomiendo agarrar (o googlear) un mapa y marcar los lugares a los que te gustaría ir. Va a ser útil para darte una idea de las distancias que hay entre países y entre ciudades.

En mi caso no tenía en la cabeza ningún destino en especial, de hecho en mi primer eurotrip no conocí ni Paris ni Londres, pero sé que para muchos es esencial. Si tenés una lista de destinos que te gustaría conocer, marcalos en el mapa. Así vas a ver cómo tu itinerario se arma solo, sin mucho esfuerzo.

Lo que te recomiendo es, primero, tener el pasaje de ida a algún lugar de Europa. A partir de ahí vas a trazar el recorrido, sabiendo a dónde llegás (y si sabés de dónde partís a la vuelta mejor aún). 

 

4. TRASLADOS

Llegados a este punto, surge la gran pregunta: ¿Cómo voy de una ciudad a otra? Bueno, esto va a depender mucho del presupuesto de cada uno, pero te puedo dar algunas pistas:

♥ Tren: no hace falta que te venda esta idea:  Europa. Tren. Ventana. Paisajes de película. Sí, un Sueño. Además es de los transportes más efectivos: las terminales suelen estar cerca de las ciudades, muchas son céntricas, y el viaje se hace muy rápido, sobre todo si tomás el tren bala. Viajar en tren es una buena opción si contás con un presupuesto un poco más alto de lo normal ya que suele ser caro

 

♥Avión: la mayor ventaja es que realmente hay precios muy buenos. Los vuelos low cost, son una muy buena elección a la hora de moverse en Europa (yo uso la página Edreams para buscar).

El lado negativo de esta opción es, por un lado, el estrés que implica, y por el otro, las horas que se pierden. Porque si bien ganás tiempo gracias al avión, en realidad lo perdés yendo varias horas antes al aeropuerto.  

 

Micro: el transporte más económico. Mucho más tiempo de viaje que los dos anteriores, pero para distancias cortas puede ser una buena alternativa también. Si decidís tomarlo para distancias largas, una buena idea es viajar de noche. Así ahorrarías en hoteles mientras te trasladás a otra ciudad por un precio muy razonable.

IMG_20180202_114847_353

5. ALOJAMIENTO

Este es otro punto que depende del dinero con el que cuentes. Por suerte hay para todos los gustos y presupuestos:

  • Hotel: generalmente es la opción más costosa, aunque podés encontrar buenos precios si buscás bien. Yo suelo usar Booking.com, porque muchas veces tiene hoteles en promoción y demás, pero te recomiendo indagar en otras páginas antes de reservar.

 

  •  Hostel: más accesible que un hotel. Hay un montón y muy buenos. Algunos hasta parecen hoteles de lo limpios y cómodos que son. No tenés los mismos lujos,  pero creo que vale la pena ir a un hostel, sobre todo si vas solo o con amigos. (Te dejo el link de la página que uso yo: Hostelworld ).

 

  • Airbnb: por si no sabés de qué se trata, esta plataforma es para alquilar departamentos (ojo: no en todos los países está permitida). Puede ser útil si vas con tu familia o con un grupo grande de personas. (Acá va el enlace: Airbnb)

 

  • Couchsurfing y Housesitting: estas deben ser de las más baratas. La primera implica alojarse en casas de desconocidos utilizando la plataforma Couchsurfing (imagino que es interesante porque convivís con lugareños que te pueden mostrar y contar de cerca su cultura). La segunda implica alojamiento a cambio de cuidar a las mascotas de los dueños de casa. Yo personalmente no usé nunca ninguna de estas dos plataformas, pero me han contado buenas experiencias y sin duda lo probaría en algún momento.

 

  • Casas de familiares o amigos: demás está decirte, que si contás con algún familiar  o amigo viviendo en Europa, LO APROVECHES! Podés hacer base ahí para conocer ciudades cercanas, o simplemente como escala.

También te puede interesar: Hostels: los 5 mejores

6. ¿QUÉ ME LLEVO?

Esta es una pregunta frecuente: ¿valija o mochila?. En mi caso siempre viajo con valija, por una cuestión de comodidad (las valijas de 4 ruedas son de lo mejor), y porque siempre algo me compro (ropa y boludeces varias). De todas maneras siempre procuro que esté más o menos liviana para poder trasladarla, y admito que siempre hay un momento del viaje en el que me arrepiento (hay ciudades con calles muy empedradas).

En cuanto al tema de la ropa, volviendo al primer punto de este post, depende del clima:

  • Primavera- Verano: podés llevar poca ropa, aunque se ensucia más. Pero contás con servicio de laundry en todos lados y en la mayoría de hostels y hoteles.
  • Otoño- Invierno:  puntito a favor: la ropa casi no se ensucia, PERO (punto en contra): la ropa de invierno ocupa más lugar.

Así que ya sabés, si vas con la idea de comprarte ropa y otras cosas, llevá valija, pero no sobrecargada. Si te vas por mucho tiempo y no pensás comprar casi nada, elegí mochila (tampoco hiper cargada, pensá en tu pobre espalda).

IMG_20180206_163117_146

7. LA PARTE LEGAL 

Ya casi terminamos, pero nos falta un PEQUEÑO detalle: la documentación. 

Típico, te das cuenta a último momento de que el pasaporte está vencido. NO. NO Y NO. Si estás  en este post es porque sos aunque sea un poquito calculador y querés que todo salga bien, así que fijate estas cosas que son fundamentales:

        ⇒  Pasaporte al día.

        ⇒  Visas necesarias. (Si sos argentino no necesitás visado para Europa)

        ⇒ Seguro médico. Esto sí es obligatorio para entrar a cualquier país de Europa.              Pueden no pedírtelo, pero lo tenés que tener sí o sí.

        ⇒ Activar las tarjetas de crédito y débito para usar en el exterior.

        ⇒ Dinero en efectivo. Siempre es bueno tener aunque sea un poco.

        ⇒ No te olvides los pasajes (o tené el mail con el código de vuelo a mano).

        ⇒  Si sos estudiante, acordate de llevar la credencial universitaria o la ISIC si                   la tenés (yo la había sacado, pero no hubo grandes diferencias).

Ahora sí, solo queda desearte buen viaje, bon voyage, have a nice trip!

Quizás te interese: 7 trucos para ahorrar en Europa 

Image-20180308_121059

 


Eso es todo por ahora. Espero que te haya sido útil.  Si te quedaste con dudas, podés escribirme y te voy a responder con mucho gusto. Si querés agregar otro consejo útil, también podés hacerlo en los comentarios. 

Gracias por leer! ♥ 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s