Recorrido por Alcatraz [Información útil y más]

En mi paso por San Francisco, tuve la posibilidad de visitar la prisión federal de Alcatraz, ubicada en la isla del mismo nombre. Una de las más conocidas prisiones de EE.UU y una de las quizás más temidas en su tiempo. Alcatraz, sinónimo de terror y de historia, acogió a 1576 prisioneros durante 30 años, y los relatos que se cuentan son tenebrosos.

Pasear por los pasillos de este lugar es trasladarte al 1960, y sentir en carne propia lo que vivían los presos. Sentir el frío, la oscuridad, la desesperación de estar cerca de la ciudad, pero muy lejos a la vez.

Creeme, no te vas a arrepentir de estas 3 horas (con viaje incluido) dedicadas a conocer la carcel de máxima seguridad de SFCO.   

UN POCO DE HISTORIA

Aunque hoy en día Alcatraz, también conocida como “La Roca”, es una de las más conocidas y más visitadas prisiones del mundo (más de 1 millón de turistas por año), no fue siempre tal cosa.

El primer edificio de la isla se construyó a fines del 1800, y en principio funcionaba como prisión militar del Ejército de EE.UU.

En el año 1910 comenzaron las obras para construir más celdas, ya con la idea de que Alcatraz albergaría a los más peligrosos criminales de EE.UU. Pero no fue sino hasta el 1933/34 que definitivamente Alcatraz pasó al Departamento de Justicia para ser usado por la Oficina Federal de Prisiones, y así convertirse en lo que fue hasta 1963: una carcel de máxima seguridad a solo 2 kilómetros de San Francisco.

En los años posteriores a la clausura de la roca, un grupo de nativos americanos ocupó la isla durante 18 años hasta que fue declarada parte del programa de Parques Nacionales de SFCO (hay graffitis todavía de la época de ocupación, como el que se ve en el cartel de la entrada: “INDIANS WELCOME”)

Dato curioso: el nombre se debe a los alcatraces (una especie de pájaro) que habitaban la isla cuando fue descubierta.

received_1834081849949343

LA VISITA

El tour empieza en el puerto de SFCO, en Fisherman’s Wharf, más precisamente en el Pier 33.

Un ferry te lleva hasta la isla y una vez en tierra firme, te hacen pasar a una sala a mirar un video sobre la prisión.

received_1841463829211145-01.jpeg

El recorrido comienza en lo que sería la zona de las duchas y donde les repartían el uniforme a los prisioneros. Ahí te van a entregar (en el idioma que vos quieras) una audioguía que viene incluida en el precio y que te va a acompañar hasta el final de la visita.

Como es de esperarse de los yankees, el tour está perfectamente diagramado y muy bien ambientado. La audioguía te va llevando por diferentes pasillos de la carcel mientras los prisioneros narran historias y cuentan detalles del lugar. Es muy impresionante porque a medida que vas avanzando por los corredores, se escuchan ruidos, voces e historias de guardias que vivían en la isla con sus familias, de algunos presos, de algunas celdas y de la prisión en general.

received_1834081639949364-01

TAN CERCA Y TAN LEJOS

Contrariamente a lo que se pudiera pensar, los prisioneros no vivían en condiciones insalubres. De hecho muchos prisioneros de otras cárceles pedían su traslado a Alcatraz. Y una de las razones por las que la carcel se clausuró en 1963, fue por las altas cifras que debían destinar al mantenimiento de las condiciones de la carcel y de los reos en cuestión.

Los reclusos comían dentro de todo bien, había una biblioteca bastante grande, un patio también grande, a donde los dejaban salir un rato cada día, y en el piso más alto de la carcel funcionaba un hospital.

Sin embargo, lo terrible era el horror psicológico que generaba estar allí: las celdas eran individuales, por lo que casi no tenían contacto con los otros presos. Los guardias hacían conteos 13 veces al día, y solo los dejaban salir de las celdas para comer (y a algunos afortunados para ir al patio, buscar un libro o trabajar en un taller).

La prisión se divide en bloques- a,b,c y d- y en el bloque D solían estar los delincuentes más peligrosos, en unas celdas que tenían doble protección (llamadas “el agujero”) : una reja y una puerta de acero impenetrable. Ahí, además de estar a oscuras y no ver nunca la luz del sol, los presos sufrían maltratos de los guardias (manguerazos de agua helada en cualquier momento del día y no se les permitía salir a realizar actividades).

received_1841459855878209-01

“El agujero”, celda de máxima seguridad

“Break the rules and you go to prison, break the prison rules and you go to Alcatraz”

Pero, lo peor de todo– y que pone la piel de gallina- es que estaban tan cerca de la ciudad (de la libertad), pero tan lejos a la vez. 

Todos los días los prisioneros tenían que aceptar que estaban a tan solo 2 kilómetros de la bella ciudad de San Francisco, pero que un frío océano colmado de tiburones blancos los separaba. Sabían que escaparse era imposible, porque morirían en el intento.

Sin embargo, muchos valientes intentaron su fuga. Sólo 3 escaparon, aunque nunca se supo si sobrevivieron o no.

Los delincuentes más famosos encerrados en la roca fueron Al Capone (probablemente el más conocido), Robert Stroud (también llamado “el hombre pájaro”), George Kelly y James Bulger.

LOS TICKETS

Es importante que reserves tus tickets con anticipación. Sobre todo si querés ir al night tour (de noche) que en realidad es a las 6 de la tarde. 

El tour nocturno tiene varias ventajas: por un lado podés disfrutar todo el día de la ciudad de SFCO y a la tarde cuando baja el sol tomar el ferry a Alcatraz. Por otro, aunque es más costoso ir de noche, vivir la experiencia imagino que debe ser mucho más tétrica y real.  Además, en el mismo tour se ofrecen otras actividades fuera de la audioguía, actividades que no están disponibles en el tour diurno.

En nuestro caso no pudimos ir al de la noche, aunque nos hubiera gustado. Por eso insisto, si querés ir a ese, sacá con más anticipación todavía que para el tour de día.

Los tickets se pueden sacar por internet en el siguiente enlace: Alcatraz Cruises

received_1834076109949917-01

ALCATRAZ Y EL CINE

Algo que me encanta hacer antes de irme de viaje, es ver películas sobre el lugar. Y sobre Alcatraz hay muchísimas. Es que las historias que ocurrieron dentro de la roca son dignas de contar con imágenes una y otra vez.

Seguro te acordás de Clint Eastwood en Fuga de Alcatraz (1979). Esta película cuenta la historia del caso real que comentaba más arriba: la fuga de los únicos tres reclusos que pudieron escapar de Alcatraz. En la película, Clint Eastwood hace de  Frank Lee Morris, un famoso criminal que llega a Alcatraz y se reencuentra con sus amigos, los 2 hermanos Anglin.

En pocas palabras, la película cuenta el proceso de escape de Alcatraz de estas personas y de otros reclusos que conocen ellos en la prisión, de los que finalmente solo Morris y los hermanos Anglin logran escapar. Aunque aún se desconoce si lo lograron o si fallecieron en el intento.

Otras películas basadas en la prisión fueron: El hombre de Alcatraz (1962), Homicidio en primer grado (1995), La Roca (1996), entre otras.

 clint.png


En fin, si querés vivir una experiencia realmente única caminando por los pasillos de una carcel de alta seguridad, escuchando ruidos y relatos escalofriantes, es una visita más que imprescindible. 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s